Suscríbete Hemeroteca

Carreteras silenciosas

Alfonso Murillo
Plural editores / Colección Narrativa

Carreteras silenciosas

“El hombre está solo, siempre”, parece decir una y otra vez Alfonso Murillo en los ocho cuentos de este su segundo libro. Está solo, pero algo le va a ocurrir, y ese algo es interesante. Ese es el tono general del libro: personas ensimismadas y embarcadas en empresas curiosas y/u ociosas. Esto último los salva de la solemnidad o la mistificación del individuo, herencia del fardo existencialista del siglo XX, tipo Sartre.
Una cosa más. Estos cuentos tienen también la virtud de que lo son, de que son cuentos, y no las desleídas anécdotas de página y media o, peor aún, la desgraciada ocurrencia de considerar “relato” a una línea más o menos entretenida.
Ésta es la segunda oportunidad que Alfonso Murillo refresca la tradición cuentística del país. Antes publicó El hombre que estudiaba los atlas.
(Walter I. Vargas).


Una publicación de: