Suscríbete Hemeroteca

Trabajos fenomenales

El juez y los fiscales asignados al caso Rozsa no permitieron que Dennis Rodas, ex operador político del ministerio de Gobierno, responda a las preguntas formuladas por los abogados de la defensa. “¡Objeción!” y “no ha lugar” fueron las palabras con las que impidieron que el testigo clave prestara su declaración informativa. No obstante, Rodas logró confirmar que la acusación contra los supuestos terroristas se redactó y presentó antes de que se cometieran los delitos por los que fueron asesinados o apresados. También dijo que las evidencias obtenidas en las computadoras de los miembros del grupo de Rozsa fueron manipuladas por un experto informático, a quien el ex ministro Carlos Romero felicitó por hacer “trabajos fenomenales” para los organismos de inteligencia del Estado. Como los que ahora hacen los fiscales que llevan el juicio, habría que añadir.


Una publicación de: